best web analytics
cabecera
Hemeroteca :: Edición del 01/03/2012 | Salir de la hemeroteca
2/28

Sherlock Holmes

El Golem literario

Última actualización 22/03/2012@16:29:19 GMT+1
ENIGMAS

El día 4 de mayo de 1891, Sherlock Holmes cae al fondo de las cataratas de Reichenbach (Suiza) junto con su peor enemigo: James Moriarty. El Journal de Genève del 6 de mayo y un despacho de la agencia de noticias Reuters aparecido en los periódicos ingleses el día siguiente, fueron las únicas referencias al suceso que hizo la prensa mundial. Holmes había muerto, lo que sumió a John Hamish Watson en una profunda tristeza, tal y como él mismo relata en El problema final…
Cualquier lector de las aventuras del más famoso detective consultor de todos los tiempos sabe, sin embargo, que Holmes no murió en aquellas cataratas. Antes al contrario, aprovechó el accidente para simular su muerte y poder capturar al cómplice de Moriarty, Sebastián Moran, en La aventura de la casa vacía.

No obstante, la célebre caída a las cataratas de Reichembach tuvo lugar, como se ha dicho, el 4 de mayo de 1891, mientras que la impactante reaparición de Holmes ocurrió el jueves 5 de abril de 1894, de manera que podemos interrogarnos sobre dónde permaneció oculto el detective durante todo aquel tiempo. ¿Por qué no comunicó ni siquiera a su amigo Watson que seguía vivo?
A propósito de esos años perdidos no sabemos demasiado. Al parecer, Holmes visitó al Dalai Lama en el Tíbet, viajó por Persia y estuvo en La Meca. Pero, ¿en calidad de qué? ¿Por qué razón?
En mi novela Las violetas del Círculo Sherlock el protagonista, Sergio Olmos, decide rellenar ese hueco en la biografía del detective. Un desengaño amoroso lo llevará a recluirse allí donde Holmes se retiró al final de su vida, en Cuckmere Haven, Sussex. Pero cuando tomó esa decisión no podía sospechar que su aventura tras las huellas perdidas de Holmes lo arrojaría en medio de un problema extraordinario: un copycat, un asesino en serie que imita a Jack el Destripador, está sembrando el terror entre las mujeres inmigrantes de la ­ciudad en la que Olmos nació.

Apuntes biográficos
Posiblemente, el lector de este artículo no acabe de comprender las razones que pueden llevar a un personaje de ficción –Sergio Olmos– a intentar completar la biografía de un personaje igualmente de ficción. Pero tal duda se podría disipar si se contemplara la figura de Holmes en su justa dimensión.

Autores especializados en el famoso inquilino de Baker Street, como W.S. Baring-Gould –Sherlock Holmes de Baker Street– acometieron esa empresa con notable ­éxito. Gracias a él sabemos que Holmes vino al mundo el 6 de enero de 1854, y que fue el tercer hijo de Siger Holmes y Violet Sherrinford. El alumbramiento tuvo lugar en Yorkshire. Sus hermanos mayores fueron Sherrinford (1845) y Mycroft (1847), y su auténtico nombre era William Sherlock Scott Holmes.

Igualmente conocemos la agitada infancia que tuvo, pues su familia viajó por Europa –Francia, Alemania, Suiza y Austria– hasta que se establecieron definitivamente en Inglaterra: primero en Kensington, Londres, y luego en la casa familiar de Yorkshire.

Sherlock estudió en un internado, y tuvo una salud frágil. Durante el verano de 1872, sus padres contrataron para él un tutor que, a pesar de tener solo 26 años, era un eminente matemático autor de un asombroso tratado titulado La dinámica del asteroide. Aquel profesor, alto, de tez pálida, frente amplia, cabello gris y hombros encorvados, se llamaba James Moriarty.
(Continúa la información en ENIGMAS 195).

Mariano F. Urresti
¿Te ha parecido interesante esta noticia?   Si (4)   No(0)
2/28
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti

Foro(s) asociado(s) a esta noticia:

  • Sherlock Holmes

    Últimos comentarios de los lectores (1)

    5079 | sofista - 08/03/2012 @ 10:53:48 (GMT+1)
    Sorprendente: Artur Conan Doyle era un esudioso de la "religión psiquica". Notable!
  • Comenta esta noticia



    Normas de uso
    • Esta es la opinión de los internautas, no de Akasico.com
    • No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
    • La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.
    • Tu dirección de email no será publicada.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.